Entradas populares

sábado, 27 de noviembre de 2010

Carros eléctricos no necesitarán cables para ‘tanquear’



El Toyota Prius es uno de los primeros carros eléctricos disponibles para consumidores promedio (aunque también tiene un motor de combustión interna, por lo que se clasifica en la categoría de vehículos híbridos). Foto: Jjborcean (vía Picasa).



Los vehículos eléctricos siempre han tenido una gran desventaja: necesitan ser cargados para funcionar. Los autos convencionales también; la diferencia es que los primeros necesitan electricidad y los segundos, combustible. Hay millones de estaciones de servicio con combustible, pero muy pocas con enchufes para recargar autos eléctricos. Además, mientras una ‘tanqueada’ toma unos minutos, una recarga eléctrica completa tarda horas.

Para muchos, esta realidad es un desafortunado obstáculo que impide el crecimiento de dicha tecnología. Para varias empresas estadounidenses, sin embargo, es una oportunidad de negocio, pues desde ya están trabajando en iniciativas para que los vehículos se puedan recargar sin cables.

La tecnología funciona con un método similar al empleado por el PowerMat, un cargador universal de dispositivos que, sin usar cables, llena de energía todo tipo de gadgets. La idea para los carros eléctricos es implementar la tecnología en sitios donde la gente parquea, así mientras el carro está estacionado se recarga sin que el usuario tenga que hacer nada.

Según la firma de investigación Pike Research (inglés), el negocio de tecnologías que cargan de manera inalámbrica carros eléctricos tendrá un crecimiento notable para los próximos años, principalmente en Estados Unidos. El sitio de noticias GreenBeat, citando el informe de Pike Research, indica que para 2015 el mercado de estaciones inalámbricas para recargar carros eléctricos ascenderá a los 272 millones de dólares (514 mil millones de pesos).

Países en vías de desarrollo podrían tomar nota de esta tecnología para grandes proyectos de infraestructura. En Colombia, por ejemplo, por primera vez en décadas se están construyendo carreteras a lo largo y ancho del territorio nacional. ¿Podría ser bueno para el futuro del país diseñar esas carreteras y sus estaciones de servicio con infraestructura que permita una integración fácil de energías alternativas como la eléctrica o la derivada del hidrógeno?

No hay comentarios:

Publicar un comentario